Cero alcohol para el feto, pero ¿por qué? explica el experto en bienestar

by Ehsan

Cero alcohol para el feto, pero ¿por qué?  explica el experto en bienestar

[ad_1]

“¡Tú bebes, él choca los vasos! ¡Un título provocador, pero lamentablemente realista!

Síndrome de alcoholismo fetal en pocas palabras: El consumo de alcohol durante el embarazo es el principal contribuyente al trastorno del síndrome alcohólico fetal (FASD) o al síndrome alcohólico fetal (FAS), que son trastornos mentales no genéticos en los niños. El daño permanente al feto es causado por FASD o FAS (el tipo más grave). El consumo de alcohol durante el embarazo es tóxico para el feto y puede provocar diversas complicaciones (retraso en el crecimiento, daños en el sistema nervioso central, malformaciones, etc.), de las cuales el síndrome alcohólico fetal es la forma más grave. Se manifiesta por retraso del crecimiento, anomalías faciales, malformaciones y expectativas cerebrales. Shivani Sikri, nutricionista jefe y experta en bienestar de Nutri4Verve,se ocupa de uno de los síndromes fetales más cruciales y prevenibles, sobre el cual una población importante en todo el mundo desconoce o está muy ignorante y mal informada.

Cero alcohol para el feto, pero ¿por qué?

Con el más mínimo trago, siendo cada gestante de diferente constitución, existe el riesgo de que el feto se vea afectado por el Trastorno Alcohólico Fetal (TEAF). El alcohol es un verdadero veneno para un bebé en el vientre de su madre en todas las etapas del embarazo, desde el comienzo de su concepción hasta su nacimiento. El alcohol bebido por la madre llegará directamente al feto atravesando la placenta. Su eliminación más lenta por el hígado inmaduro del feto conducirá a una intoxicación prolongada. Sin embargo, el alcohol es un peligroso tóxico celular que puede causar graves malformaciones, tanto físicas (corazón, riñones, hígado y otros órganos, huesos, extremidades, dedos) como neurológicas.

Varios trastornos prevenibles

Hablamos principalmente de FASD («Trastorno del espectro alcohólico fetal») y FAS (Síndrome de alcoholismo fetal) debido a la naturaleza variable de estos trastornos. La forma más grave de esta intoxicación fetal es FAS, que combina los siguientes elementos en diversos grados:

Dismorfismo craneofacial evocador con:

Fisuras palpebrales estrechadas

una nariz corta

Filtrum borrado (ausencia de surco entre la nariz y la boca)

Un labio superior delgado

Un labio inferior delgado

Mentón un poco hundido

Un peso pequeño, un tamaño pequeño y una circunferencia de la cabeza pequeña

Malformaciones inespecíficas (cerebro, hueso, cara, corazón, ojo, oído, etc.)

noticias-enfermedades-exposicion-fetal-alcohol-THS

Cuando la madre consume alcohol, el desarrollo cerebral del bebé se ve más afectado. Este daño provocará trastornos del desarrollo en diversos grados:

Trastornos intelectuales

Problemas de aprendizaje (discalculia)

Problemas de memoria

Dificultades escolares

Problemas de comportamiento

Inadaptación social (delincuencia)

Retraso mental severo

Junto a esta forma grave de intoxicación fetal, existen formas incompletas. En estos casos, el alcoholismo fetal se traduce en trastornos del neurodesarrollo (dificultades de aprendizaje, fracaso escolar) o trastornos del comportamiento responsables de las dificultades de integración social. El principal riesgo aquí es un retraso en el diagnóstico y, en consecuencia, un manejo tardío del niño. Científicamente, no existe un umbral mínimo para el consumo de alcohol y este riesgo afecta a todas las bebidas alcohólicas, ya sean festivas (whisky, pastis, licores, etc.) o de consumo cotidiano (vino, cerveza, sidra…).

Cada año, el 9 de septiembre, es la ocasión de una amplia comunicación, en particular con:

  • Perinatal y otros profesionales de la salud: Para que puedan abordar el tema con sus pacientes.
  • Mujeres y hombres en edad fértil: Para informarles de la importancia de evitar el consumo de alcohol o de tener métodos anticonceptivos efectivos, recordarles que en cualquier momento del embarazo dejar el alcohol es beneficioso para los bebés, y animarlas a que lo hablen con los profesionales sanitarios que les acompañan.
  • La única medida probable para prevenir el SAF es abstenerse de consumir alcohol durante el embarazo:«Alcohol cero durante el embarazo».

El Día Internacional de la Prevención del SAF es una oportunidad de movilización para informar al público en general sobre las posibles secuelas de la exposición prenatal al alcohol.

Sobre este tema, los expertos hicieron varias propuestas, en particular:

  1. Defensa de primera línea contra la urgencia de quedar embarazada para futuras madres
  2. Educación y formación de trabajadores de la primera infancia y de la salud,
  3. Detección temprana de TEAF,
  4. Mejor comprensión del uso, los factores de riesgo, los impactos en la salud y los efectos sociales,
  5. El desarrollo de mecanismos para la detección, diagnóstico, rehabilitación y rehabilitación de niños con trastornos.

Total Wellness ahora está a solo un clic de distancia.

siga con nosotros

.

[ad_2]

Source link