Cientos de motociclistas protestantes en Paris contra el pago por aparcar impuesto por el Ayuntamiento

by Ehsan

Cientos de motociclistas protestantes en Paris contra el pago por aparcar impuesto por el Ayuntamiento

[ad_1]

vídeos EFE

Castillo se exculpa, pero la Fiscalía amplía las investigaciones contra su Gobierno

Lima, 5 sep (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, reiteró su inocencia ante el fiscal que investiga por presunta corrupción, mientras crece la presión judicial a su Gobierno con la inclusión de su primer ministro y del responsable de Justicia en uno de los casos abiertos en su contra. El jefe de Estado acudió esta mañana a la sede del Ministerio Público, en Lima, donde había sido citado por la fiscal general, Patricia Benavides, para responder por tres de los seis casos que tiene abiertos en su contra por presunto tráfico de influencias, encubrimiento personal y organización criminal. Durante la diligencia, que se prolongó por muy poco tiempo, Castillo no respondió a las preguntas que le hizo la fiscal y solo prestó su versión voluntaria. De ese modo, responde los estratos que se han utilizado en los interrogatorios anteriores por los casos relacionados con presuntos irregulares en ascensiones de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. El mandatario, según dijo en declaraciones a los medios, se limita a negar y rechazar «tajantemente las imputaciones» y se compromete a declarar nuevamente una vez que la tasa haya acopiado toda la información de los casos. «Vamos a seguir dando la cara, iremos, acá, donde nos llamen. Estamos tranquilos y vamos a seguir trabajando», apostillado desde las puertas del Palacio de Gobierno. En la misma línea se expresó sobre el abogado más mediático, Benji Espinoza, quien aseveró que Castillo “es completamente inocente de todos los cargos que falsamente le atribuyen”. El gobernante está siendo siendo investigado preliminarmente por la salida del exministro del Interior Mariano González, por presuntas irregularidades en la compra de biodiesel y por ser líder de una supuesta organización criminal en el Ejecutivo. Según la tesis fiscal, esta presuntamente corrupta tenía como objectivo, supuestamente, posicionar a personas de confianza del entorno presidencial en puestos clave para después otorgar licitaciones fraudulentas de obras públicas. En esta organización, siempre según la misma versión, estaba presuntamente implicado el círculo más íntimo del mandatario, incluida su esposa, Lilia Paredes, y su cuñada Yenifer Paredes, quien cumple una orden judicial de 30 meses de prisión impedida en un penal de mujeres de Lima . MÁS MINISTROS INVESTIGADOS Y, desde hoy, por este caso también están siendo investigados preliminarmente el primer ministro, Aníbal Torres, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero, informado el Ministerio Público apenas unos minutos después de que Castillo qui el despacho fiscal . «La fiscal de la Nación (general) dispuso incluir al presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, en su condición de exministro de Justicia, y al actual titular de esa cartera, Félix Chero, en la averiguación previa por el delito de Organización Criminal «, escribió la institución en sus redes sociales. Hasta el momento, el jefe del gabinete ministerial no se ha pronunciado al respecto, pero, en cambio, sí lo ha hecho Chero, quien, a través de Twitter, negó «categóricamente estar relacionado con algún acto ilícito o de corrupción». «Al final de aclarar esta imputación, expreso mi disposición de concurrir a todos los actos y citaciones que se spongan, a pesar de que dicha investigación carece de sustento jurídico y probatorio», agregó el abogado. Con esta flamante amplificación, ya son tres los ministros de Castillo los que están en el ojo del huracán del especial de la Fiscalía contra la corrupción del poder, pues Torres y Chero se suman al ministro de Transportes y Comunicaciones, Geiner Alvarado. Por este caso, Alvarado fue interpelado hoy por el pleno del Congreso, respondiendo uno a uno los 23 interrogantes de los legisladores por presuntamente ser operador de esta organización criminal que encabezaría Castillo, cuando estuvo al frente del sector Vivienda. SEIS INVESTIGACIONES Mientras la Constitución peruana solo reciba la posibilidad de procesar al mandatario en funciones por casos de traición a la patria o impedir elecciones, Castillo acumula seis investigaciones preliminares de la Fiscalía desde que asumió el poder en julio de 2021. Cinco de ellas están a cargo de la fiscal Benavides y están vinculados a hechos relacionados a su Gobierno, mientras que otra está en manos del Ministerio Público de la norteña región de La Libertad, que lo investiga por supuesto plagio en la tesis de máster que realizó junto a la primera dama. La presión judicial contra Castillo, su entorno familiar y su Gobierno ha recrudecido en los últimos meses las críticas de la oposición hacia su gestión con pedidos de renuncia, destitución y adelanto de elecciones. Esta última opción fue respaldada este fin de semana por su rival en las urnas, la excandidata presidencial Keiko Fujimori, y comenzará mañana a ser discutida en la Comisión Constitución del Congreso, que debatirá proyectos de ley qu’proponen el recorte del mandato presidencial y parlamentario y motivando el adelanto de elecciones generales. c) Agencia EFE

[ad_2]

Source link