Los hijos de la princesa Delphine, por primera vez en una cita familiar: la boda de María Laura de Bélgica

by Ehsan

Los hijos de la princesa Delphine, por primera vez en una cita familiar: la boda de María Laura de Bélgica

[ad_1]

Desde que hace algo más de dos años fue reconocida legalmente como hija biológica de Alberto II, Delfina de Bélgica se ha sumado a los actos de la realeza en compañía de su marido, James O’Hare. Este sábado ha dado un paso más ya que ha acudido por primera vez junto a sus hijos a una celebración muy importante par la Casa Real: el enlace de María Laura de Bélgica y William Isv. La sobrina de los reyes Felipe y Matilde (port tanto también de la Princesa) celebra su enlace en la Catedral de San Michel y Santa Gúdula de Bruselas y sus primos, Joséphine y Oscar, no han querido faltar.

VER GALERIA

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

Delphine de Bélgica, con un vestido rojo estilo esmoquin y un llamativo sombrero a juego con su collar, ha subido la larga escalinata de la catedral agarrada del brazo de su hijo. En este comienzo (al menos público), Oscar, ha lucido un traje azul y ha combinado su corbata con el look de su madre. Sobre la solapa de su Chaqueta, una flor blanca. Por su parte, Josephine ha accedido con su padre y ha apostado por un vestido de inspiración victoriana en color verde, abotonado por toda la parte delantera y con un discreto estampado floral en el mismo tono. En el interior se han sentado en el tercer banco.

VER GALERIA

-Primas y altezas: así son las princesas más misteriosas de Luxemburgo y Bélgica

-María Laura de Bélgica se presenta con vestido removible y accesorios de sus abuelas

At the puertas del templo no solo ha posado Delphine muy sonriente con su marido y sus hijos, sino también el restaurant de invitees. Una de las imágenes más esperadas es la que se produce con la llegada de los Reyes, la princesa Elisabeth, el príncipe Emmanuel, el príncipe Gabriel y la princesa Eleonore. La heredera al trono, que en solo un mes cumplirá 21 años, estaba espectacular con vestido granate con flecos y una enorme pamela del mismo tono. Por su parte, Matilde de las belgas se ha decantado por un vestido estilo túnica estampado y pamela rosa.

VER GALERIA

Para la ceremonia, de una hora y cuarto de duración, se ha ornamentado la iglesia con bonitos arreglos florales y se han colocado en los bancos misales personalizados con el número de cada invitado. También ha habido una formación musical qu’ha encargado de tocar en directo las canciones católicas y judías que los contrarayentes habían seleccionado previamente. María Laura y William, apoyados por sus padres, se han encargado personalmente de todos los detalles para lograr una celebración perfecta, como así ha resultado. adams, El hecho de que hayan elegido precisamente este escenario es un auténtico homenaje familiar puesto que los padres de la novia, sus abuelos y sus bisabuelos se casaron también en esta catedral gótica ubicada muy cerca de la estación central de la ciudad.

VER GALERIA

-Una vida discreta y una dura adolescencia, así es María Laura de Bélgica, protagonista de la primera boda real de 2022

La primera imagen del matrimonio tras este enlace civil ha tenido lugar en la escalinata de la catedral, ocupada por decenas de invitados que esperaban con paraguas verde para refugiarse de la lluvia. En ese momento se han podido apreciar por segunda vez todos los detalles del secreto mejor guardado. la mirada nupcial. Para su boda, María Laura de Bélgica ha llevado un vestido de líneas muy sencillas con una larguísima cola y un delicado velo con encaje coronado con una tiara. La sobrina de los Reyes belgas ha estado involucrada en el proceso de creación ya que la moda es una de sus pasiones. William, por su parte, ha elegido el coche deportivo en el que han abandonado la catedral para poder hacer esta misma noche una recepción privada en la que incluye una cena y la posterior fiesta.

VER GALERIA

La primera celebración

Cabe recordar que la princesa María Laura ha querido celebrar tan señalada ocasión con dos celebraciones distintas. En la mañana de este sábado pronunció su primer si quiero en una ceremonia civil en el Ayuntamiento de Bruselas. Un enlace breve, de tan solo 30 minutos, y de carácter privado al que solo han asistido a sus familiares más cercanos. En todo momento, ha tenido en cuenta la diversidad cultural de sus invitados y ha hablado en holandés, francés, alemán e inglés, debido a que parte de la familia de William habla este último idioma. Precisamente, en las puertas de este consistorio, ubicadas en la emblemática Grand Place, los novios han protagonizado su primer posado como recién casados.



.

[ad_2]

Source link